left
izq. arriba
Inicio | Contactos | Mapa del sitio busqueda
derecha arriba
 

Activistas del FSLN de Rivas incitaron en radio local a atentar contra integrante de la Coordinadora Civil

2011-03-01

Octavio Vicente Ortega Arana dormía plácidamente con su familia al comenzar la madrugada del domingo 27 de febrero 2011, cuando un grupo de tres individuos presuntamente integrantes del partido de gobierno llegaron a su casa y la atacaron con chimbombas rellenas de pintura negra, en una amenaza de muerte en represalia por promover derechos ciudadanos en el departamento mediante la red territorial de la COORDINADORA CIVIL en la ciudad de Rivas.

Lo grave no es sólo la “amenaza de muerte” simbolizada en la pintura negra por ser crítico al gobierno, sino porque durante el domingo 27 de febrero, los activistas del partido en mención abrieron un debate en una radio local, arengando a la ciudadanía a respaldar este tipo de agresiones o amenazas contra una persona, preguntando si Octavio se merecía le lanzaran pintura negra u otra acción.

Este hecho es aún más grave, porque incitaron a la violencia, a atentar de manera criminal contra una persona, según la denuncia que Ortega Arana hizo la mañana de éste martes 2 de marzo en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos –CENIDH.

Ortega Arana hizo la denuncia en la Policía Nacional de Rivas, pero que allí consideraron el caso como un “simple daño a la propiedad” y no como una amenaza a su integridad física. Recordó que esas mismas amenazas fueron cometidas por activistas del partido de gobierno contra la doctora Vilma Núñez en la ciudad de León.

Octavio sostuvo que no limpiará la pintura, pues la mantendrá como una evidencia, como una demostración de las violaciones a los derechos ciudadanos y humanos que ha cometido el gobierno contra las personas que reclaman el respeto a sus derechos.

Mientras mostraba una bolsa que contenía los restos de la chimbomba con pintura negra que hicieron rebotar contra su casa en la ciudad de Rivas, entre las 12:30 am y la 1:00 am del domingo 27 de febrero 2011, Octavio dijo que hubo personas que vieron a tres individuos, reconocidos activistas del partido de gobierno en Rivas que regresaban presuntamente procedentes del congreso de ése partido en Managua.

Explicó que mientras dos de ellos hacían estallar varias chimbomba el parte frontal de la vivienda, el tercero hacía lo mismo en la parte éste de su casa y luego se dieron a la fuga al amparo de la noche.

Deslindó que la agresión haya sido por algún vecino, pues afirmó que con ninguno tiene problemas, sino que al contrario, se han solidarizado y advertido que han escuchado a activistas de ese partido que afirman que llegarán con tractores a derrumbarle la vivienda y hasta que atentarían contra él.

Afirmó que no es la primera vez que es amenazado por personas afines al partido gobernante, ya que le cortaron el servicio de electricidad acusándolo de cometer fraude de energía y que él mismo reclamó a los inspectores de la empresa de energía que llegaron suspenderle el servicio, que tal acusación era falsa y que se demostraba en que el sello del medidor no estaba violentado. Agregó que los trabajadores respondieron que eso era cierto, pero de todas maneras se llevaron el medidor y todos los cables de la acometida y desde hace un año lo dejaron sin el servicio.

Igual ocurrió con el servicio telefónico, pues una noche otros individuos llegaron en la madrugada y le cortaron los cables y la empresa telefónica no le restableció el servicio.

Asimismo, un bus de Rivas que regresaba de Managua luego de participar el 8 de agosto del 2009 en la Asamblea General de la Coordinadora Civil, durante el ataque que desataron los activistas del FSLN contra está organización en los predios de la catedral le quebraron 10 ventanales a pedradas y lesionaron a varias personas.

Responsabilizó a los activistas locales del partido de gobierno por agresiones que sufran él, su familia o integrantes de la CC en Rivas


Octavio responsabilizó al partido de gobierno y particularmente a sus activistas en Rivas, de las amenazas o agresiones que sufran él, su familia o miembros de la COORDINADORA CIVIL.

Luisa Molina, Vocera de la COORDINADORA CIVIL, dijo que las amenazas contra Octavio son preocupantes porque se está alentando a las personas agredir a quienes disienten de sus posiciones políticas partidarias y que pueden haber personas que actúen y cometan actos delictivos graves contra caras visibles de la Coordinadora Civil, como es el caso de Octavio Vicente Ortega Arana, quien además es integrante de la Comisión Ejecutiva de este conglomerado de la sociedad civil de Nicaragua.

Molina recordó que hasta el Presidente de la República, quien fue elegido para gobernar para todos los nicaragüenses y buscar el bien común de toda la ciudadanía, ha hecho amenaza directas contra integrantes de la Coordinadora Civil, como lo hizo durante la clausura del XV Curso de Cadetes del Ejército, al que asistieron militares y jefes del Ejército Nacional y de la Policía Nacional, donde dijo que la COORDINADORA CIVIL es financiada por el imperio yanqui para subvertir el orden del país. Esta es un delito grave, pues está incitando no sólo a la violencia, sino a atentar contra las personas, sostuvo Molina.

El CENIDH consideró esta acción como símbolo de limitación a la libertad de pensamiento, que violenta los derechos constitucionales por tener una opinión, diferente a las personas del partido de gobierno, violentando los derechos constitucionales de las personas.

José Alonso, abogado del Cenidh, dijo que éste organismo defensor de los derechos humanos acompañará a Octavio en la defensa de su integridad personal y exhortaran a la Policía Nacional de Rivas a investigar lo ocurrido y llevar a los tribunales a los autores.

Lea abajo la denuncia publicada por el diario La Prensa

La Prensa

 
derecha arriba


Alianzas y contrapartes
boletin
left
  izquierda   derecha abaj